Claro. Casi todos hablan de los Beatles. Pero habría que hablar y mucho de los Beach boys. En especial de Brian Wilson, compositor y genio de la banda. Dicen que cuando la banda de California editó "Pet sounds", un tal Paul McCartney le dijo a John "ya está, nos ganaron, nadie puede hacer algo mejor que ésto". Así era el nivel de admiración que le tenían a Wilson.
Porque Pet Sounds implicó el concepto de disco larga duración, de que las canciones ya no eran simples aislados sino parte de una obra que tenía un concepto unificador. Luego de semejante apuesta, y antes que el Lsd se llevara parte de su talento y cordura, Brian comenzó el disco que iba a cambiar todo: "Smile" Imposible imaginar el tamaño de su apuesta y arte, ya que el disco no se editó en aquella época sino que tardó más de treinta años en finalizarse.
Pienso que tal vez "Smile" le pudiera haber jugado mano a mano al Sargento Pepper.
Pienso que el que pone el alma y el corazón en el arte, deja algo perdurable así sea apreciado por uno o por millones. También pienso que el arte tiene que raspar un poco, incomodar, cambiar la percepción que tenemos en común de un mundo que por lo general es predecible y asfixiante.



Categorías: Notas Discos Videos