Ruidos en la esquina, 
bajan las cortinas:
"Viejo ya son horas de cerrar"

Las vecinas miran
veredas vacías.
Mates, reposera y amistad.

Arboles desnudos,
hojas en el piso,
el invierno empieza a asomar.

No querer dormir, sentarse y respirar.
Reflexionar, soñar despierto.

La noche es oscura y está en calma.
Una luz prendida hay en mi hogar.
Cuando la ciudad está callada
siempre hay un momento para estar.

Edificios grises,
luces apagadas,
el silencio se empieza a notar.

Vuelve del trabajo
siempre tan abajo,
tantas deudas hay por pagar.

No querer dormir, sentarse y respirar
reflexionar, soñar despierto.

La noche es oscura y está en calma.
Una luz prendida hay en mi hogar.
Cuando la ciudad está callada
siempre hay un momento para estar.